Hollidays :) ¡Spain me espera!

Bueno chic@s, que me vuelvo para España! 😉

Ummm que bien me van a venir estas semanitas de vacaciones con mi familia y mi amorcete… ¡Que será que no lo he echado de  menos! Ai pobrett…

Pues eso, que ya se han acabado mis primeros meses aquí en England, ahora me voy para España de hollidays, a ver si me da un poquito el sol que estoy más blanca que el pan.

Tengo un montón de planes ahora… lo que no sé es si podré manteneros igual de informados. Espero tener ratitos libres para poder actualizar el blog en estas semanitas y contaros mis aventuras españolas.

Esta tarde estaba pensando yo que mi pobre Orquídea (más mona que na) va a estar sola todo este tiempo. ¿Y quién me la va a cuidar? Jolines… con lo que me gusta a mi… Mirad os la presento:

Me la regaló Ali a las semanas de llegar aquí. Y desde entonces la tengo en mi cuarto de aseo, cuidándola muy bien con mucho cariño. Si esque me encantan las orquídeas…

Y bueno… he estado pensando y haciendo una valoración de lo que he hecho y he aprendido en este mes aquí:

– No he aprendido de momento mucho inglés… pero a cambio:

– He visitado un montón de sitios (lo puedo demostrar… !!) XD

– He aprendido algunas recetas nuevas.

– He ido al gimnasio y parece que me lo estoy tomando un poco en serio (sí, eso no os lo había contado)…. ¡Menudo show! ¡Ya os contaré, ya!

– He probado algunas comidas nuevas ( y verduras que me he negado a probar toda mi vida). ¡Mi mami no se lo va a creer!

– Se han despertado nuevos intereses en mi… (que ya os contaré) ¡Surprise!

– He conocido a gente maravillosa, con la que me siento como en casa 🙂 Y eso es lo más importante…

Y eso…

Así que de momento creo que la valoración es bastante positiva.  Creo que la única parte negativa es que echo mucho de menos a mi gente, pero yo sé y ellos también que siempre estamos ahí. ¡Os quiero! ¡Gracias por estar a mi lado siempre!

¡Un beso a todos! ¡Nos vemos en unas horitas tan solo!

Anuncios

Southend on Sea

Hola chic@s!!

Ya solo quedan 4 dias para volver a casita y disfrutar de mi gente 😉 ¡¡Qué ganitas!!

Estaba pensando en qué poner en el blog para actualizar y bueno tengo algunas cosillas, pero os voy a dejar una selección de fotos que hice en Southend on Sea, la primera vez que fui (además os lo prometí).

Cuando llegas a la playa hay un “pie” que se mete hacia al mar de una extensión de 2 kilómetros y un poquito. Cuando fui la marea estaba baja, así que en gran parte del recorrido pude ver la arena de la playa, y conforme me iba alejando de la playa empezaba a ver el agua y el mar. El pie tiene también un tren muy mono que te lleva hasta el final. Yo fui andando (me morí de frío…mirad como estaba el cielo) y luego volví en tren, para disfrutar de las vistas 😉

Cuando volví, fui un rato a pasear por la playa, que todavía seguia teniendo la marea baja, y allí disfruté de unos minutos de tranquilidad con estas vistas:

Es una playa, diferente. Sí. Pero es bonita. Es maravilloso sentarte en las piedras y contemplar como poco a poco va subiendo la marea.

Y bueno, aquí acabo con la selección de fotos por hoy. Tengo muchísimas más, pero esas os las enseñaré otro día.

¡Que tengáis una buena semana!

Chupitos de chocolate :p

Holaaaa 🙂

Venga, que hoy os vengo con una nueva receta, ya que he visto que ha tenido buena acogida la nueva sección. Como algunas vocecillas ya me han dicho que quieren alguna cosita dulce, aquí os traigo un nuevo postre facilísimo de hacer y riquísimo.

Coged una libreta y apuntad!!

CHUPITOS DE CHOCOLATE

Ingredientes

300 ml de nata líquida

200 gr de chocolate negro

2 yemas de huevos

3 cucharadas de brandy

20 gr de mantequilla

Frambuesas

Preparación

Poner en un cazo la nata líquida y calentar, sin dejar que llegue a hervir. Es muy importante que no llegue a hervir, así que debéis estar pendientes, y en cuanto veáis la primera burbuja apagar el fuego.

Mientras que la nata se va calentando podéis ir separando la yema de las claras, y trocear el chocolate negro en pequeños trozos para que luego se funda más fácilmente. El chocolate tiene que ser negro, nosotras hemos utilizado chocolate del 75% puro (no vale chocolate con leche porque no sale igual).

Una vez tengáis la nata caliente, dejarla reposar durante un minuto en el mismo cazo. A continuación podéis añadir el chocolate trozeado y con una cuchara darle vueltas hasta que se haya fundido totalmente. A continuación, le añadimos las dos yemas de los huevos y 3 cucharadas de brandy.

Una vez lo hayáis movido todo muy bien, lo dejáis reposar unos minutos y se le añade 20 gr de mantequilla. Es importante dejar reposar la mezcla porque si está muy caliente la mantequilla se derrite y se queda como aceitosa y no se funde bien con la mezcla. Cuando hayáis añadido la mantequilla, mezclar muy bien con el resto y ya lo tenéis casi preparado.

Ahora tenéis que elegir unos vasitos monos, o unos chupitos y servirlo. Como aquí:

Una vez lo tenéis servido en los vasitos o tacitas, tenéis que meterlo en el frigorífico durante al menos 3 horas (lo podéis preparar el dia de antes y tenerlo en la nevera desde entonces). De esta manera, la mezcla en vez de quedar líquida, gracias a las yemas del huevo crudas quedará cremosa. Quedará tan cremoso que si ponéis el vaso hacia abajo no cae nada.

Cuando vayáis a servirlo le podéis poner unas frambuesas encima y un poquito de azúcar glaseada, así os quedará ¡divino de la muerte!

No olvidéis servirlo con una cucharita, y tener en cuenta que en el vaso o taza que queráis servirlo tiene que caber una cuchara pequeña… sinó ¡no lo podréis tomar!

Si no tenéis frambuesas, podéis acompañarlo con fresas, o algo parecido, algo que le de un toque de color para que contraste. Así os quedará genial.

PD: Debido al huevo crudo, las embarazadas no pueden tomarlo. Así que si lo intentáis hacer en casa no se lo déis a probar a ninguna 😉

Ya me contáis que tal os ha salido si probáis a hacerlo. ¡Ánimo que sólo necesitais 20 minutos y es facilísimo de hacer!

Un besazooo a tod@s

Espero que estéis pasando un feliz fin de semana

Yo el próximo ya lo paso en casa. Qué ganitas 😉

Risotto con espárragos y gambas.

Hola de nuevo!!

Hoy vengo con algo nuevo. He estado pensando y creo que este año va a ser un año muy fructífero en cuanto a aprender a cocinar. Además tengo la gran suerte de poder aprender a cocinar con la familia con la que vivo, porque les encanta =)

Bueno, yo no es que sea una gran chef, pero tampoco soy de las que no sabe ni freir un huevo. Un término medio. Así que no me va a venir nada mal aprender unas cuantas cositas de cocina. Cuando vuelva a casa mi madre va a estar encantada =)

Por tanto he decidido inagurar una nueva sección en el blog ” Mis intentos de cocina”, donde os explicaré las nuevas recetas que voy aprendiendo, tanto entrantes, como primeros platos, postres… (esto último sé que os encanta). Así tendreis la oportunidad de aprender algunas recetas y platos ingleses… y yo, a parte de aprender, pues tengo otro motivo más para actualizar el blog.

¡Espero que os guste esta nueva iniciativa!

Y nada… como ayer ya aprendí una nueva receta…¡Pues allá voy! ¡Tomad nota!

RISOTTO CON ESPÁRRAGOS Y GAMBAS

Ingredientes (4-6 personas)

350g de arroz risotto (arborio)

1 Cebolla

Espárragos

Gamba pelada (un bol pequeño más o menos)

2 Pastillas de pescado (avecrem),

o 1, 2 litros de caldo de pescado si tenéis

100 ml de vino blanco

80 g de mantequilla salada

1 Limón

Colorante/azafrán

Pimienta

Sal

Aceite

Preparación

En una cazuela poner una buena chorreada de aceite y dejar calentar. A continuación añadir una cebolla troceada previamente (tiene que estar muy troceada) y sofreirla en la cazuela. Una vez la cebolla esté blandita,  añadir los espárragos troceados y la dejamos sofreir junto a la cebolla unos minutos. Cuando esté bien sofrito, ñadimos el arroz y lo mezclamos muy bien con un poco de colorante o azafrán. Una vez esté todo bien movido le ponemos el vino blanco y dejamos cocer durante 3 minutos aproximadamente para que el acohol se evapore.

Si no tenéis caldo de pescado podeis poner a calentar 1.2 litros de agua y cuando esté caliente añadir las dos pastillas de pescado avecrem hasta que queden disueltas.  En el momento en que hayan pasado los 3 minutos de coción del arroz junto al vino, es momento de añadir este caldo de pescado poco a poco. Vamos añadiendo el caldo en pequeñas cantidades, cuando veamos que el arroz está absorviendo el caldo, volvemos a añadir un poco más.

Añadimos la sal a ojo, y si os gusta, podéis añadir un poco de pimienta molida (al gusto).

Una vez hemos puesto todo el caldo, es la hora de añadir la rayadura de un limón y las gambas peladas. En el momento que veais que el arroz ya ha absorvido todo el caldo, apagamos el fuego y ponemos los 80g de mantequilla (podéis poner un poco menos) para que quede el arroz melosito. Dejamos reposar un poco el arroz y lo removemos mientras se funde la mantequilla entre todo el arroz. ¡Y listo!

Recomendaciones: es importante que removais todo el tiempo el arroz para que no se pegue y todo se vaya mezclando bien.

Variantes: si no tenéis espárragos podéis cambiarlo por guisantes, champiñones… u otra cosa que penseis que le puede quedar bien.

Aquí tenéis el resultado:

Es un plato fácil de hacer y que no lleva mucho tiempo (en media hora más o menos lo tenéis listo). Yo antes había escuchado eso del risotto y pensaba que seria super difícil de hacer…. .¡pero que va! ¡Al contrario! Es super fácil  de hacer y solo tienes que dedicarle unos 30 minutos. Además es un plato muy rico y el arroz queda muy meloso. ¡Una delicia!

Espero que os haya gustado esta nueva iniciativa y la nueva receta.

Un besazo a tod@s

¡Que tengáis una buena semana!

Pd: si lo intentais hacer en casa, contadme que tal han sido los resultadosss eh!!

=)